Son múltiples los motivos que deberían invitar a una organización a implementar métodos de seguridad eficientes en la gestión y retención de sus datos, copias de seguridad 100% cloud-to-cloud, un Backup as a Service (BaaS) que permita salvaguardar la información crítica de suites y plataformas de productividad como el Office 365.

Una empresa o negocio puede verse afectada si no se presta la atención suficiente a estos sistemas de seguridad integrados. Los datos pueden ser el talón de Aquiles de la organización, y los daños, entonces, incalculables.

Con soluciones efectivas, como BaaS Office 365 de SCC, se realiza una copia histórica de los ficheros de fácil acceso, en cualquier momento y en todo lugar.

De este modo, se supera el gap en los sistemas nativos de retención que ofrece Microsoft, compañía que responsabiliza en última instancia al usuario de la seguridad de su información crítica. Sus políticas pueden llegar a ser volátiles y los sistemas de redundancia geográfica (protección contra fallas del sitio o del hardware) son muchas veces limitados.

BaaS O365 ofrece esta seguridad como valor añadido, ya que los datos generados en el OfficeExchange Online, SharePoint Online, OneDrive empresa– se guardan en un backup seguro en cualquier destino, a elección del cliente: instalaciones locales (OnPremise), una nube pública a hiperescala (como Microsoft Azure o Amazon Web Services), o un proveedor de servicios local. Su utilidad guarda relación con las posibles amenazas que pueden afectar a una organización, pero también con sus necesidades básicas.

Eliminación accidental. Muchas veces las empresas se dan cuenta tarde de que los datos han sido borrados o eliminados, ya sea de forma accidental o maliciosa. Entre las pérdidas de datos más comunes se encuentran las que realizan los propios usuarios por un error o despiste. Ya sea por eliminación, enviados a la papelera de reciclaje, o por sobrescritura, el factor humano, aseguran los estudios, está detrás de esta pérdida de datos en un alto porcentaje. Dichas eliminaciones también pueden ser malintencionadas, por la intervención de un usuario descontento o por permitirse la entrada a distintos tipos de malware.

Amenazas a la seguridad. Estas, como hemos dicho anteriormente, pueden ser internas (alguien de la organización que actúa con la intención de hacer daño, destruir o robar información), o externas, mediante ciberataques lanzados por hackers y delincuentes. Los software maliciosos son cada vez más sofisticados, un verdadero quebradero de cabeza, y a veces, inevitables. Tienen en el punto de mira a empresas clave y estratégicas, pero también a las pequeñas, pues, según su sistema de infección, no discriminan. Algunos nuevos ransomware ya están dotados de inteligencia artificial, y las afectaciones van en aumento. Los expertos recomiendan invertir en seguridad, pero como no todos los ataques son iguales, y estos evolucionan siempre con el tiempo, es necesario disponer de herramientas efectivas en recuperación de datos, rápidas, que realmente funcionen. Son el pilar, la base o foso de seguridad en el castillo defensivo que debería sustentar todo el sistema.

Confusión y brechas en las políticas de retención. La nube ofrece múltiples posibilidades, pero también tiene sus desafíos. Las aplicaciones SaaS no cuentan normalmente con sistemas de protección de datos integrados. Muchas personas aún creen que el servicio de retención del Office 365 es un backup completo. Microsoft solo asume la responsabilidad del periodo de uso de la aplicación y la infraestructura subyacente. Las políticas de retención son además difíciles de gestionar, cambiantes y circunscritas a momentos concretos. Solo una copia de seguridad, como BaaS O365 de SCC, puede garantizar que los datos sean recuperados al cien por cien.

Requisitos legales y cumplimiento. En caso de acciones legales, o de tener que cumplir con los requisitos, la información tiene que estar a buen recaudo, bajo el poder del usuario, disponible para el requerimiento. Es imperativo que las organizaciones cuiden y protejan este activo crítico, bajo pena de sanción en caso de que el obligado infrinja el deber marcado por la ley.

Manejo de implementaciones de correo híbrido y migraciones a Office 365. El lugar en el que se encuentren los datos de Exchange no debería importar en aras de una protección eficiente, tanto si se comparten los activos en sistemas híbridos como si el usuario decide migrar al O365. El servicio de SCC está sustentando en Veeam Backup, lo cual garantiza la seguridad para despliegues de correo electrónico híbrido y Share Point.

Dejar de preocuparse por la necesaria protección de los datos, poder almacenar, proteger, y sobre todo prosperar se consigue con soluciones como el servicio de backup para Office 365 de la mano de SCC.

cta-horizontal-externalizacion almacenamiento