Antes de hablar de las diferencias entre el consumo tradicional y el consumo cloud en IT, es buena idea establecer en qué se diferencian los servidores cloud de los servidores tradicionales. Así será más fácil entender cómo cambia el modo de consumo.

Servidores tradicionales vs servidores cloud

consumo cloud en TI

Fue alrededor de 2001 cuando surgieron los primeros servicios de hosting tradicional. Los proveedores empezaron entonces a ofrecer máquinas virtuales para el alojamiento de contenidos. En una sola máquina, dividida en compartimentos, los clientes tenían acceso a su propio VPS de manera exclusiva. En este tipo de servidores se dispone de herramientas básicas de gestión y el coste del servicio es fijo al mes.

Amazon fue el primer proveedor de servidores cloud allá por el 2006, aunque no fue hasta 2008 o 2010 que este tipo de servidor se hizo más popular. La mayor diferencia del servidor cloud con el servidor tradicional es que el servidor cloud no necesita, por sí decirlo, el hardware. Además, el cliente dispone de tecnología más avanzada y la facturación no es fija, sino que se cobra por los consumos reales de cada cliente.

Principales diferencias entre un servidor tradicional y un servidor cloud

consumo cloud en TI

  1. Al eliminar la necesidad de hardware, el servidor cloud también elimina los riesgos de fallos de ese hardware. Se acaban así las interrupciones del servicio derivadas de fallos mecánicos.
  2. Los servidores cloud pueden garantizar una asignación real de recursos CPU/RAM, mientras que los servidores tradicionales, sencillamente, no tienen esa opción.
  3. Los servidores cloud siguen funcionando cuando agita su memoria RAM, porque pueden emplear el swap. Si agota la memoria RAM en un servidor tradicional, puede suceder cualquier cosa, desde un bloqueo hasta un apagón.
  4. Las herramientas de gestión de los servidores cloud son más avanzadas. En un servidor VPS, rara vez puede añadir discos al servidor, iniciar el modo recuperación, asignar nuevas direcciones IP o acceder a la consola.

Consumo tradicional en TI vs consumos en servidores cloud

consumo cloud en TI

El Cloud Computing se basa, sobre todo, en la posibilidad para las empresas de no adquirir equipos físicos, lo que supone un ahorro notable en el mantenimiento de los mismos. Pero no solo eso, otro de sus grandes beneficios es la posibilidad de acceder a los recursos de la empresa en cualquier momento y lugar.

Todo ello supone una forma nueva de gestionar los recursos tecnológicos a nivel empresarial y también una manera nueva de contratarlos.

Pago por uso en Cloud Computing

consumo cloud en TI

Mientras que el consumo tradicional en TI no era relevante por sí mismo, en el Cloud Computing sí lo es. En esta modalidad solo se paga por el uso efectivo de los recursos.

El consumo en servidores tradicionales no se tenía en cuenta a la hora de calcular la tarifa mensual fija. Se configuraban los servidores previamente y la infraestructura dada siempre necesitaba el mismo ancho de banda y la misma energía. En consecuencia, el consumo tradicional solía ser superior a lo que requería el tráfico generado. Este desfase era especialmente significativo en negocios estacionales.

Para almacenar un producto o servicio remoto, era necesario tener un ordenador o servidor, o varios a la vez, conectados a Internet. Esta infraestructura siempre necesita la misma energía y ancho de banda, debido a que han sido preconfigurados.

A menudo, el consumo es superior a lo requerido por el tráfico generado: con este modelo, se consume más de lo necesario, para evitar fallos en el tráfico de un sitio web cuando haya un pico de conexión, etcétera.

Costes asociados al consumo tradicional que desaparecen con el Cloud Computing

consumo cloud en TI

  • Desaparecen los costes de mantenimiento. Ya no hay que actualizar ni conservar los equipos. El proveedor del servicio se encarga de mantener tanto los recursos contratados como la infraestructura.
  • No es necesario adquirir nuevo hardware para ampliar potencia o recursos. Las soluciones de Cloud Computing son escalables.

SCC ha sabido alinearse a este cambio de paradigma y a la evolución sobre como prestar servicios de IT dentro de las organizaciones. Por ello, le ayudamos a realizar la migración a un servicio de Cloud Computing como HPE GreenLake, con la posibilidad de adoptar tecnología y servicios sobre los que construir sus propuestas de colaboración.

Nueva llamada a la acción