Los profesionales del departamento TI cada vez tienen que atender a más tareas y más importantes y no pueden permitirse perder mucho tiempo en atender las incidencias que les trasladan los empleados.

Con más frecuencia las empresas se encuentran que TI está más centrado en proyectos más productivos que el mantenimiento de la infraestructura tecnológica y cuando reciben un correo para resolver el incidente les cuesta ponerse en situación para encontrar una solución.

Esto significa que, tanto el empleado como el profesional, pierden mucho tiempo por cada incidente que ocurre en la empresa.

Para que esto no suceda y las organizaciones puedan aumentar la productividad y el rendimiento, los Servicios Gestionados son una opción cada vez más interesante.

¿Qué son los Servicios Gestionados de TI y qué ofrecen?

Los Servicios Gestionados están enfocados a aquellas empresas que quieran externalizar su infraestructura TI en su totalidad o solo una parte.

Empezaron a implantarse en las compañías durante la década de los años 90 y, desde entonces, el principal objetivo ha sido liberar a las compañías de aquellas tareas puramente tecnológicas que no les supongan un valor añadido.

Además, ofrece otros beneficios como reducir los costes de explotación y los que están asociados a los riesgos que implica gestionar una infraestructura tecnológica que se encuentra en evolución constante.

¿Cuáles son las ventajas competitivas de los Servicios Gestionados?

Estos son los principales beneficios que proporcionan a las empresas y los principales argumentos que justifican su implementación:

    • Soporte 24/7: Un técnico especializado te atenderá cuando surja la incidencia, sea al mediodía, por la noche o de madrugada y podrá solucionar el problema cuanto antes, minimizando el tiempo de inactividad.
    • Mantenimiento de la infraestructura TI: Personal cualificado se responsabiliza del correcto funcionamiento del servicio y del equipo TI y se ocupa de su gestión y mantenimiento. Esto permite prevenir mejor los incidentes y evitar que estos ocurran.
    • Ahorro de tiempo del personal de TI: Cuando se contratan estos servicios, los profesionales de TI de la empresa se liberan de tareas rutinarias y pueden centrar sus esfuerzos en proyectos productivos que contribuyan a aumentar la rentabilidad de la empresa.
    • Previsión de costes: Los Servicios Gestionados se suelen pagar a través de una cantidad fija mensual o anual y evitan los gastos frecuentes e inesperados que genera un equipo interno.
    • Ayudan a las empresas a expandir o actualizar los sistemas cuando lo requieran, sin tener que contratar ni formar a empleados que más adelante no van a necesitar.
    • Innovación. Pueden contribuir a implementar nuevas soluciones que permitan a la empresa ganar en eficiencia en los procesos de negocio y conseguir mayor velocidad y agilidad al mismo para aportar valor.
Puede que te interese:  Recursos flexibles para crecer en épocas de cambio

De estos servicios se pueden beneficiar empresas de todos los sectores, así como compañías de mercados críticos como la sanidad, las administraciones públicas, las administraciones locales y el transporte de viajeros y de mercancías.

Confiar en un proveedor de Servicios Gestionados es clave para asegurar un rendimiento óptimo de la infraestructura tecnológica y la productividad de la empresa y aumenta su competitividad.

En SCC podemos ayudarte a que te puedas beneficiar de los Servicios Gestionados. Contacta con uno de nuestros expertos y muy pronto podremos ayudarte en el proceso.

SCC- CTA SERVICIOS GESTIONADOS