HPE GreenLake es una herramienta completamente diferente a los problemas derivados de la gestión de infraestructuras de TI. Y lo hace mediante una combinación única que incorpora lo mejor del modelo cloud y las ventajas del modelo local tradicional. Pero ¿cuáles son esos problemas a los que se enfrenta cualquier tipo de empresa y que la solución HPE GreenLake puede atajar?

Retos de TI en la actualidad

solución HPE GreenLake

Por un lado, la mayor parte de los usuarios están intrigados y hasta parcialmente seducidos por lo mucho que el modelo cloud tiene que ofrecer. La posibilidad de escalar bajo demanda es increíblemente atractiva. Pero los altos costes de esa escalabilidad no lo son tanto. Ni la falta de control y la sensación de inseguridad que surgen cuando las infraestructuras de TI salen del centro de datos local.

Nuestros clientes buscan:

  • La misma seguridad y capacidad de control que los que ofrecen las soluciones locales.
  • Una reducción de los costes totales asociados a TI.
  • La eliminación de pagos por adelantado.
  • Que la infraestructura de TI sea escalable sin esperas.
  • Más flexibilidad a la hora de tomar decisiones de negocio, ya impliquen esas decisiones una ampliación de la infraestructura de IT o una reducción de esta.
  • Que los pagos cubran únicamente los servicios que se han usado; es decir, un ajuste del coste al uso.
  • Que los costes sean acordes al desempeño del negocio.
  • Transparencia y visibilidad de los gastos y costes asociados a TI.

solución HPE GreenLake

¿Cómo afronta la solución HPE GreenLake esos retos? ¿Cuáles son sus fortalezas y en qué se diferencia de la competencia?

La lista de necesidades de los usuarios de HPE GreenLake es amplia y, además, justificada. Las empresas no buscan esa flexibilidad y ese control de costes y recursos únicamente en lo que se refiere a TI. Todas las caras de un negocio bien gestionado responden a las mismas necesidades. Afortunadamente, nuestra solución es capaz de cubrirlas con creces.

HPE es una solución local que combina la flexibilidad y las características económicas y de costes del modelo cloud, con la seguridad y control del modelo tradicional. De esta manera, los clientes pueden mejorar la eficiencia y el control de costes sin comprometer la estabilidad o la seguridad internas. Algo que preocupa a todos los implicados en la toma de decisiones a nivel empresarial.

Además, HPE incorpora el pago por uso directamente importado del modelo cloud. Los pagos son mensuales y se ajustan a los servicios usados durante el periodo. Sin que ello afecte a la posibilidad de provisionar de antemano un aumento de las capacidades contratadas.

Por otra parte, el HPE Datacentre Care ofrece un puto de contacto único entre HPE GreenLake y el cliente para cada contrato de HPE GreenLake Flex Capacity. Este centro de atención a cliente, altamente especializado, hará todavía más fácil la transición al sistema y estará siempre disponible para el cliente.

No trabajamos ahora para solucionar los problemas del futuro. Al contrario, HPE se centra en lo que cada cliente requiere en el momento de la contratación, con lo que no se adelantan los costes. Al contrario, se solucionan los problemas existentes en el presente y se sigue trabajando a medida que surgen las necesidades, que serán atajadas por auténticos expertos.

Sin duda, la mayor fortaleza de HPE GreenLake es que conoce bien los retos de sus clientes y es una solución capaz de adaptarse a cada uno de ellos. Centrándose en lo que se necesita en cada momento, los costes se mantienen bajo control, mientras que los servicios ofrecidos son exactamente los que se necesitan. Los usuarios mantienen el control sobre sus infraestructuras y la escalabilidad queda fuera de duda con costes más que razonables.

De la mano de SCC, puede conseguir la solución de HPE GreenLake para aquellas empresas que desean centrarse en sus negocios y no en la tecnología necesaria para llevarlos a cabo.

Nueva llamada a la acción