Virtualizar. Esa es la palabra que está cambiando el modo de trabajar, y las posibilidades de crecer y competir, de cientos de miles de empresas en todo el mundo. La base de la virtualización es el software. Mediante software se consigue replicar (y utilizar) un recurso TIC, logrando el mismo resultado que si esa “copia” fuese física y no virtual. De hecho, el resultado es mejor, ya que lleva aparejadas importantes ventajas como, por ejemplo, el ahorro de costes.

Podemos virtualizar una plataforma de hardware, un sistema operativo o un dispositivo de almacenamiento, entre otros recursos tecnológicos. La virtualización asoma ya a finales de los 90 (fecha en la que se lanza comercialmente el producto VMware). Sin embargo, la virtualización tardaría alrededor de una década en popularizarse y ser adoptada por el mercado. Incluso así, no se ha aplicado con la misma intensidad a todos los recursos (ha tenido más recorrido, hasta ahora, la virtualización de servidores que la de escritorios, lo que conocemos como VDI).

HCI: quitarle el freno de mano a la virtualización

Ahorrando costes, dotando de agilidad al negocio, facilitando cuestiones vitales como la recuperación frente a desastres, etc., ¿por qué no ha llegado aún la virtualización a todas las organizaciones? Seguro que hay múltiples respuestas, pero una de las más repetidas estaría relacionada con que el hardware no siempre ha ayudado en este proceso de modernización TI.

Para romper ese freno a la revolución digital que estamos viviendo, ha nacido la hiperconvergencia (HCI). Lo que propone esta tecnología es una arquitectura que incluye, en un mismo dispositivo basado en software, procesamiento, memoria y almacenamiento. Se crea un entorno de virtualización que permite una gestión simplificada desde un único panel de control. Así, modelos virtuales que parecían destinados solo a empresas con enormes departamentos TI (que contaran, además, con especialistas en virtualización) están ahora al alcance de un amplio número de negocios.

La tecnología como acicate del modelo de negocio

¿Cómo han venido funcionando las cosas en muchas empresas? Alguien (el gerente, un director de proyectos, el departamento creativo…) tenía una idea para una nueva línea de negocio. Se pensaba en cómo producir ese producto o servicio, en qué precio ponerle, cómo promocionarlo, se calculaba el coste por unidad/servicio, etc. Una vez decidido todo eso, alguien se lo comentaba, quizá por casualidad, a un compañero del departamento TI y este, a veces, respondía: “¿Os habéis planteado si nuestros sistemas podrán soportar el lanzamiento del producto? Ojalá sea un éxito, pero si lo es, se nos caen los servidores, fijo”.

Algunas empresas han empezado a entender que el proceso de innovación, no solo ha de contar con los responsables de sistemas y tecnología, sino que es desde ese departamento desde donde mejor se puede impulsar el cambio empresarial. Y es en ese nuevo paradigma, donde VxRail, del fabricante Dell EMC, tiene mucho que aportar.

VxRail, hiperconvergencia para el cambio en las organizaciones

Mencionábamos la tecnología pionera en virtualización VMware. Ese es el mismo entorno virtualizado que podrá extender a toda su organización, gracias al uso de la plataforma hiperconvergente VxRail de Dell EMC. También hablábamos de simplificación de la gestión, de reducción de tiempos y de ampliación de capacidad de procesamiento. Todo ello con menos costes y mayor retorno de la inversión. Y aún podemos sumar como punto fuerte la escalabilidad del modelo, que le permitirá planificar la inversión y crecer al mismo ritmo que lo haga la empresa.

VxRail ofrece distintas configuraciones, para adaptarse a las necesidades de cada negocio, necesidades que no tienen por qué coincidir. En VxRail se unen tecnologías como las de los servidores Dell EMC PowerEdge y VMware vSAN. La perfecta integración entre todos los elementos es capaz de responder a cualquier carga de trabajo. Además, el tiempo de implementación (calculado hasta en un 73% más bajo que el de otros productos) permite que su implantación empiece a marcar la diferencia (que notarán empleados y clientes) desde el primer día.

Si usted tiene las ideas, VxRail es su herramienta, y puede contar con los expertos de SCC para ponerlas en marcha.

cta la hiperconvergencia o la tecnologia para entornos cambiantes