Cuando los datos crecen de forma alarmante y el formato jerárquico tradicional de carpetas y archivos empieza a ser ineficiente es el momento de recurrir al almacenamiento de objetos.

El almacenamiento de objetos es la forma más avanzada actualmente para conservar datos y mantenerlos estructurados a través de contenido y metadatos. En este tipo de arquitectura de información los datos no se almacenan en ficheros ni carpetas sino se indexan a través de metadatos contextuales que permiten ser buscados y encontrados con mayor facilidad.

Al contrario de otros métodos de almacenamiento de datos,  el almacenamiento basado en objetos no utiliza un árbol de directorio. Las unidades diferenciadas de datos (objetos) existen en el mismo nivel en una agrupación de almacenamiento. Cada objeto tiene un nombre único e identificado, que utiliza la aplicación para recuperarlo. Además, cada objeto puede tener metadatos que se recuperan con él.

Los datos se almacenan como objetos diferenciados.

Los datos no se encuentran ubicados en una jerarquía de directorios y ocupan un espacio de dirección constante.

Las aplicaciones identifican los objetos de datos diferenciados por su dirección única.

A menudo comparada con un servicio de valet parking. Un objeto de datos es como un auto; la dirección es el recibo.

Diseñado para acceso al nivel de la aplicación utilizando una API y no al nivel de usuario.

Es fundamental que el almacenamiento de objetos admita diferentes topologías de red, aplicaciones ISV de terceros, API de nube pública y diferentes modelos de implementación, de forma que pueda integrarse en el ecosistema digital e híbrido que está expandiéndose en la industria del almacenamiento.

Este tipo de repositorios están pensados para ser mucho más escalables que los métodos de almacenamiento tradicionales y proporcionar un TCO menor para casos de uso relacionados con IA, Big Data y analytics donde los datos no estructurados es la base de su funcionamiento. De hecho, según Gartner, este tipo de plataformas de storage son ideales en aplicaciones de analítica de datos, Business Intelligence, Big Data, retención de datos a escala y almacenamiento para una arquitectura cloud.

No obstante, el almacenamiento de objetos es una tecnología disruptiva en constante evolución y por esta misma razón es imperativo confiar en un fabricante que ofrezca las características y la confiabilidad necesarias para los requerimientos técnicos de nuestro proyecto. Es por esta razón que en IBM, nombrado como líder en casos de uso por Gartner en el segmento de almacenamiento por objetos es una solución viable para casi cualquier proyecto de almacenamiento.

El almacenamiento de objetos proporciona unas ventajas diferenciales frente al almacenamiento jerárquico:

  • Escalabilidad:  puede acomodar virtualmente cualquier cantidad de datos sin necesidad de dividir en partes el conjunto de datos.
  • Eficiencia: la ausencia de jerarquía significa que no hay cuellos de botella creados por los sistemas de directorios complejos.
  • Disponibilidad, Los sistemas de almacenamiento de objetos de IBM tienen mecanismos para asegurar la consistencia de datos, permitiendo la replicación automática de datos y las actualizaciones escalonadas, sin períodos de inactividad.

IBM® Cloud Object Storage System utiliza un enfoque innovador para almacenar de manera rentable grandes volúmenes de datos no estructurados, al tiempo que ayuda a garantizar la seguridad, la disponibilidad y la confiabilidad.

La tecnología de almacenamiento de objetos en la nube utiliza algoritmos de dispersión de información (IDA) para separar los datos en «segmentos» irreconocibles que se distribuyen a través de conexiones de red a nodos de almacenamiento localmente o en todo el mundo.

El conjunto de unidades de almacenamiento distribuido crea lo que se le llama Sistema de almacenamiento de objetos en la nube. Con la tecnología desarrollada para IBM, la transmisión y el almacenamiento de datos son intrínsecamente privados y seguros porque no existe una copia completa en ningún nodo de almacenamiento, la información está formada por fragmentos distribuidos y replicados. De esta forma solucionamos el dilema de la seguridad de la información en la nube, la gestión de grandes silos de información y la tolerancia a errores.

La tecnología de dispersión de datos para el almacenamiento de objetos transforma los datos en segmentos mediante el uso de algoritmos matemáticos, de manera que un subconjunto de los segmentos se puede utilizar para recrear los datos originales. Estos segmentos, que son como paquetes pero son para almacenamiento de datos, se almacenan luego en múltiples dispositivos de almacenamiento, también conocidos como nodos de almacenamiento.

¿Pensando en un modelo cloud y usar un gran volumen de datos? ¡En este artículo tienes la solución que te proponemos!

cta-horizontal- Ampliar información sobre SCC