En la medida que las empresas están migrando sus negocios a la nube, la seguridad informática preocupa más a las organizaciones. El aumento de la preocupación por la seguridad se refleja en el crecimiento que está experimentando en los últimos el sector de la ciberseguridad. Unos números que aumentan año a año y que en el futuro también lo van a seguir haciendo.

Según publica Markets and Markets, el mercado global de la ciberseguridad crecerá de los 152,71 mil millones de dólares del año 2018 a los 248,6 mil millones de dólares del año 2023.

Las compañías apuestan cada vez más por soluciones de seguridad y por plataformas avanzadas como Cisco SecureX.

Descubre las claves de Cisco SecureX

Estos son los principales puntos de esta solución de Cisco para avanzar a un nuevo nivel la seguridad de tu organización:

1.- Gestión centralizada de los flujos de trabajo

 Con el objetivo de reducir el número de alertas para poder ofrecer una respuesta más eficiente, las compañías tienen que valorar implementar una solución que proporcione lo siguiente:

  • Un panel de control del ciclo de vida completo, unificando visibilidad y control de toda la seguridad.
  • Agilidad de los flujos de trabajo para automatizar las respuestas y acciones coordinadas para investigar y responder a las amenazas de manera más eficiente.
  • Unificación de los flujos de trabajo, lo que permite que NetOps e ITOps funcionen como una extensión de SecOps, mejorando la productividad de cada equipo.

2.-  Cohesión entre todas las soluciones de seguridad

Las soluciones de seguridad deben funcionar en equipo, entregando visibilidad y control consistentes en todo el entorno.

Deben funcionar en equipo a través de una plataforma que proporciona cobertura para todos los principales vectores de amenazas y conecta de forma nativa controles a través de la red, puntos finales, nube y aplicaciones, proporcionando una vista unificada.

Esta vista unificada permite a los equipos responder a las amenazas desde múltiples ángulos y comprender el ciclo de vida completo de las alertas, independientemente de dónde se originen.

3.- Automatización de la gestión y el análisis de la seguridad

 Las tareas manuales repetitivas disminuyen la eficiencia y los errores aumentan. Por este motivo, la plataforma que utilicen las empresas debe ofrecer automatización y análisis integrados que ayuden en la gestión de políticas y dispositivos, detectando amenazas desconocidas y coordinando la respuesta y el cambio de políticas.

Además, la plataforma tiene que poder aplicar análisis para identificar comportamientos anómalos en el tráfico de red local y en la nube, incluso en flujos cifrados. Tiene que poder hacer esto mientras aplica políticas y adapta automáticamente la red y la aplicación para evitar accesos no deseados a los endpoints.

Al mismo tiempo, la automatización debe tener los suficientes matices para no obstaculizar la productividad. Mientras el punto final está resolviendo un problema de seguridad, su acceso debe estar  bloqueado para la máxima seguridad de los usuarios, pero garantizando la continuidad del resto de aplicaciones.

4.-  Análisis de los resultados obtenidos

La plataforma adecuada no solo ayuda a las organizaciones a mejorar la seguridad entre usuarios, aplicaciones y dispositivos, sino que permite medir y demostrar el éxito.

Desde un panel unificado y fácil de utilizar, se ofrece información sobre cómo está mitigando los riesgos un programa de seguridad en concreto.

Además, una plataforma avanzada crea informes o muestra vistas en vivo que miden cómo es el grado de madurez de la seguridad.

Para lograr una mejora continua, la plataforma de seguridad debe proporcionar también métricas que asignen cambios de política a las alertas.

SCC te ofrece Cisco SecureX, la mejor plataforma para aumentar al máximo la seguridad de tu organización.

Gestionando el impacto del COVID-19 en la seguridad