Si algo hemos podido comprobar en los últimos años, es que los ciberdelincuentes, cuando se les cierra una puerta, abren una ventana. Dicho de otro modo: aprenden y sofistican sus métodos para que sea más difícil detectarlos. Por ello, para evitar intrusiones en nuestros sistemas, necesitamos herramientas de seguridad que vayan un paso por delante. De este modo, en el supuesto de que la amenaza consiga saltarse las infraestructuras de seguridad más tradicionales, se encontrarán un nuevo y reforzado obstáculo enfrente.

Cisco cuenta con sistemas de protección contra amenazadas avanzadas, como el Advanced Malware Protection (AMP) o productos específicos para ataques también específicos (como es el caso del secuestro de datos y el chantaje para recuperarlos, los que se conoce como ransomware). Estas junto a otras herramientas (AMP ThreatGrid, por ejemplo) no solo visibilizan toda la red, incrementando el número de detecciones de intentos de intrusión, sino que se mantienen activas antes, durante y después de un posible ataque.

Por supuesto, el fabricante Cisco no descuida los sistemas de protección tradicionales ni las infraestructuras físicas de la empresa (y en la empresa). Pero tampoco olvida que muchos empleados ya no trabajan y se conectan solo desde la oficina (el comercio, la fábrica…), sino desde su casa, in itinere mientras van a su lugar de trabajo, desde la sede de un cliente, etcétera. Tampoco usan siempre su ordenador corporativo, a veces utilizan una Tablet, o un Smartphone. Así que, pensando en esa nueva realidad, el fabricante ha creado, por ejemplo, Cisco AnnyConnect Secure Mobility, para permitir que las plantillas de las empresas puedan trabajar, sin poner en riesgo los sistemas y datos corporativos, en cualquier momento y lugar.

Pero, como decíamos, los puntos de entrada clásicos de las amenazas, como Internet o el correo electrónico, también siguen formando parte esencial del portfolio de seguridad de Cisco, a través de herramientas como las firewalls, en su versión más avanzada. Y la prevención alcanza, asimismo, a la administración de políticas y acceso, apoyándose, por ejemplo, en la segmentación definida por el software de Cisco TrustSec. Un control de accesos eficaz es el mejor modo de proteger la red corporativa y los centros de datos de la empresa.

¿Queda alguien en la sala que no esté utilizando la nube? El uso del cloud, que hace unos años generaba todo tipo de dudas y prevenciones entre los usuarios, es hoy día una práctica muy extendida entre las empresas y profesionales. Y aunque sus ventajas son grandes, es necesario adaptar la seguridad a un entorno diferente: el digital. Para proteger de forma eficaz datos, usuarios y aplicaciones en la nube, Cisco cuenta con productos específicos como Umbrella o CloudLock, que permiten un uso del cloud sin incurrir en riesgos añadidos.

En SCC somos expertos en seguridad y trabajamos solo con las mejores soluciones: las que provienen de fabricantes de solvencia contrastada. Déjenos proteger su compañía.

CTA eBook: La Ciberseguridad de Cisco