El año 2020, impulsado por la pandemia de la COVID-19, supuso un impulso para el  teletrabajo y la Transformación Digital, pero también fue testimonio del aumento de sofisticadas amenazas. Amenazas de nueva generación aparecieron y se saltaron las barreras de puestas por métodos de protección tradicionales.

En este entorno, con cada vez más dispositivos personales actuando en las redes empresariales, las compañías de cualquier tamaño necesitan tomar medidas e implementar soluciones que aumenten al máximo la seguridad IT. Para ello, deben aplicar seguridad de extremo a extremo que empiece en el hardware.

Las empresas que quieran aplicar este nivel de seguridad, clave para garantizar la protección de sus usuarios y activos hoy, necesitan soluciones avanzadas como la 11a generación de la plataforma Intel vPro.

¿Qué es Intel vPro 11a Gen?

Intel vPro 11a Gen es una plataforma informática integrada de clase empresarial que  proporciona un conjunto de funciones basadas en hardware como capacidades de gestión remota, Wi-Fi 6 o una autonomía superior.

Esta plataforma está presente en muchos dispositivos, así como portátiles, estaciones de trabajo, miniordenadores, 2 en 1, All-in-one, entre otros.

Intel vPro 11a Generación ofrece muchos beneficios a las empresas de cualquier tamaño.

Las ventajas de Intel vPro 11a Gen 

Estos son los cuatro beneficios más destacados que proporciona a las empresas esta plataforma de Intel:

1.- Mayor rendimiento

Las compañías que utilizan dispositivos con esta plataforma aceleran la productividad un 27%, logran que la conectividad sea más sencilla y alargan la duración de la batería.

Además, los nuevos ordenadores que incluyen esta plataforma aumentan un 52% el rendimiento de Microsoft Office; incrementan un 41% la velocidad durante una videollamada y aceleran 2,5 veces la velocidad de edición de vídeo con Adobe Creative Cloud.

2.- Mayor seguridad

La plataforma de Intel ofrece funciones de seguridad mejorada basada en hardware como Intel Hardware Shield, que proporciona protecciones de seguridad subyacentes al sistema operativo, protecciones de seguridad de aplicaciones y datos y detección de amenazas avanzada.

La seguridad avanzada que ofrece esta solución permite, entre otras funciones, ampliar la visibilidad del sistema operativo con políticas de seguridad que protejan la empresa de amenazas potenciales y proteger a los empleados en remoto aislando las cargas de trabajo del negocio de las cargas de trabajo personal con ordenadores optimizados para correr múltiples cargas de trabajo, aplicaciones y sistemas operativos.

Además, la 11a generación de Intel vPro incluye una tecnología innovadora que es capaz de bloquear incluso aquellos ataques que las soluciones solo de software no pueden combatir.

En este sentido, Intel cuenta con una exclusiva detección de amenazas basada en IA con silicio capaz de levantar barreras contra los ataques de ransomware y minería criptográfica.

3.- Capacidad de gestión en remoto

La nueva generación de la plataforma de Intel cuenta con  la tecnología de gestión activa Intel  basada en hardware que permite que el departamento IT pueda gestionar y reparar a distancia los ordenadores y todos los dispositivos que operan en la red empresarial, incluso cuando estos se encuentran apagados o fuera de conexión

Esta tecnología utiliza la herramienta Intel Endpoint Management Assistant (Intel EMA) que protege a los dispositivos que se encuentran tanto dentro como fuera del firewall de la empresa y a los que están sin conexión.

Gracias a esta solución, se pueden corregir problemas del sistema incluso cuando el sistema operativo está inactivo y reparar unidades corruptas, software de aplicaciones, el SO en sistemas que no responden o utilizan KVM para supervisar actualizaciones de SO o arrancar desde la BIOS del sistema.

Además, con esta plataforma se pueden gestionar de forma remota aquellos dispositivos sin pantalla como salas de conferencias, máquinas expendedoras inteligentes o vallas publicitarias digitales.

4.- Mayor estabilidad

La plataforma de Intel ofrece a los dispositivos una estabilidad de clase empresarial certificada con el programa Intel SIPP para la estabilidad de plataformas.

Este programa tiene el objetivo de conseguir que no se cambie el hardware durante un mínimo de 15 meses o hasta que se produzca un lanzamiento generacional.

Esto es clave para evitar interrupciones a los usuarios y lograr una experiencia más fluida que permita aumentar la productividad del equipo de trabajo.

Además, la validación que hace Intel de las distintas versiones de Windows 10 en cualquier generación de la plataforma ayuda a gestionar la transición de sistemas operativos, así como el lanzamiento de nuevos SO.

SCC proporciona a las organizaciones Intel vPro 11a Gen para que estas puedan aprovecharse de las ventajas de la transformación digital y aumentar al máximo la seguridad.

cta-horizontal- Ampliar información sobre SCC