La nube ha desatado una verdadera revolución en la sociedad y en el ámbito empresarial. Sin embargo, ¿sabías que existe una forma de aprovechar al máximo sus beneficios sin sacrificar la flexibilidad y la personalización que tu empresa necesita? Por supuesto, la nube híbrida es la clave. En este artículo te contamos por qué esta solución innovadora está captando la atención de empresas de todos los tamaños y sectores. Prepárate para descubrir cómo llevar tu negocio al siguiente nivel.

¿Qué es la nube híbrida?

La nube híbrida es un tipo de infraestructura de computación en la nube que combina servicios tanto locales (dentro de la propia empresa) como de nube privada y pública de terceros, todo ello interconectado y coordinado entre sí. En términos simples, se trata de un entorno donde los recursos informáticos pueden residir tanto dentro de los servidores propios de una organización como en servidores externos de proveedores de nube pública, con una comunicación fluida entre ellos. Esta conexión puede incluir no solo el centro de datos local y la nube pública, sino también otros dispositivos dentro de la red de la empresa, como dispositivos periféricos, así como servicios adicionales de almacenamiento en la nube.

Por todas las ventajas que ofrece, cada vez es la opción de más compañías, según se desprende de una encuesta global de Cisco.  Según sus datos, los modelos de nube híbrida que incorporan soluciones locales y recursos basados en la nube se han convertido en la norma empresarial. En la gran mayoría (92%) de las organizaciones que han encuestado están utilizando múltiples nubes públicas para aprovecharse de todas las ventajas, como mejorar agilidad operativa, seguridad, rendimiento de aplicaciones, y resiliencia empresarial.

Además, el 82% de las empresas encuestadas han adoptado una solución de nube híbrida, mientras que solo el 8% de las organizaciones utilizan un único proveedor de nube pública.

Puede que te interese:  Optimización eficaz de la nube híbrida: estrategias clave con Cisco

Todos estos datos sugieren que la tendencia hacia la nube híbrida y multicloud es una estrategia adoptada por la mayoría de las empresas, buscando optimizar su infraestructura y servicios en la nube.

No obstante, para la mayoría de las compañías encuestadas, la seguridad y la complejidad son los principales desafíos para apostar por la nube híbrida.

Los principales desafíos de la nube híbrida

Como revela el estudio, el 37% de los encuestados identificaron la seguridad como un desafío significativo al implementar la nube híbrida. La complejidad de gestionar la seguridad en entornos de nube híbrida, que combinan recursos locales y en la nube, aumenta el riesgo de brechas de seguridad y ataques cibernéticos.

Además, el incremento de la complejidad operativa es otro reto importante de la nube híbrida, citado por el 33% de los encuestados. Integrar y gestionar de manera eficiente los recursos locales y en la nube requiere de nuevas habilidades y herramientas, lo que incrementa la carga operativa para los equipos de TI.

La gestión de costes también es un escollo a superar, mencionado por el 33% de los encuestados. La distribución de cargas de trabajo entre entornos locales y en la nube complica la previsión de costes y la optimización de recursos, lo que da lugar a gastos imprevistos o ineficiencias financieras.

Otro desafío importante es el cumplimiento normativo y la privacidad de los datos, mencionado por el 31% de los encuestados. La diversidad de regulaciones y estándares de cumplimiento, así como la complejidad de gestionar datos sensibles en entornos híbridos, hace más difícil el cumplimiento normativo y la protección de la privacidad de los datos.

¿Quieres superar los desafíos de la nube híbrida? En SCC te acompañan en todo el proceso de implementación para que puedas aprovecharte de todos sus beneficios.

CTA- ebook Informe de investigación sobre la nube híbrida