El mundo ha dado un vuelco de 360 grados en los últimos años y las empresas se han tenido que adaptar. En un entorno cada vez más digital como el actual, los datos digitales se han vuelto cruciales y es más importante que nunca utilizar soluciones de almacenamiento adaptadas a la nueva realidad que no solo los mantengan a salvo, sino que permitan utilizar las tecnologías emergentes (IA, Machine Learning, Big Data, etc.).

Para acertar en las soluciones del futuro y aprovecharse de todas sus ventajas, hay que fijarse en las que más se están implementando en la actualidad. Después de acercarnos a estas herramientas, podremos hacernos una idea de las soluciones de almacenamiento que más se van a utilizar en los próximos años.

1.- Almacenamiento híbrido

A medida que las organizaciones buscan extraer más valor de sus datos, las soluciones de almacenamiento híbrido se han vuelto cada vez más eficientes a la hora de ofrecer el rendimiento que las organizaciones necesitan mientras ayudan a contener el coste de los volúmenes de datos en rápido crecimiento. Las soluciones de almacenamiento híbrido almacenan datos activos y permiten acceder a los mismos con frecuencia en un almacenamiento flash que puede ofrecer el máximo rendimiento y eficiencia mientras almacenan datos inactivos o menos importantes en medios más asequibles.

La clave para implementar de manera efectiva el almacenamiento híbrido es encontrar una solución que pueda reducir la complejidad de administrar datos altamente distribuidos, minimizando la carga de los equipos de TI y reduciendo el coste de la administración de datos.

2.- Software-defined storage

En la medida de lo posible, las compañías quieren evitar tener que depender del hardware y optan cada vez más por el software, ya que así pueden ganar en flexibilidad y en simplicidad de gestión y reducir costes.

Los sistemas de almacenamiento del futuro están definidos por software, lo que significa que pueden gestionarse de una forma más sencilla que los sistemas de almacenamiento físico y pueden ampliarse o reducirse tantas veces como sea necesario.

Puede que te interese:  Dell PowerStore, la solución clave para mejorar la resiliencia de datos

Dentro de los almacenamientos definidos por software, los que están ganando en popularidad son los almacenamientos hiperconvergentes (HCS). HCS utiliza la nube para combinar las funciones de computación, virtualización y almacenamiento como una unidad física que se puede administrar como un solo sistema.

3.- Almacenamiento en contenedores

Los contenedores son unidades ejecutables de software en las que se empaqueta el código de la aplicación, junto con sus bibliotecas y dependencias, de manera común para que se pueda ejecutar en cualquier lugar, ya sea en el escritorio, en la TI tradicional o en la nube.

Para hacer esto, los contenedores aprovechan una forma de virtualización del sistema operativo (SO) en la que las características del sistema operativo se aprovechan tanto para aislar procesos como para controlar la cantidad de CPU, memoria y disco a los que esos procesos tienen acceso.

Los contenedores son pequeños, rápidos y portátiles porque, a diferencia de una máquina virtual, los contenedores no necesitan incluir un sistema operativo invitado en cada instancia y, en su lugar, pueden simplemente aprovechar las características y los recursos del sistema operativo anfitrión.

Contar con una solución de almacenamiento del futuro es clave para que las empresas puedan aprovecharse de la IA y de todas sus variantes (Machine Learning o Deep Learning, principalmente) y el Big Data y puedan mantener los datos a salvo.

En SCC podemos ofrecerte las soluciones de almacenamiento del futuro para que puedas obtener las ventajas que necesita tu empresa para ser más competitiva en el entorno actual.

cta-horizontal-externalizacion almacenamiento